8hs en Hamburgo

Originalmente, esto estaba destinado a ser un 72hs en Hamburgo, pero después de una serie de contratiempos, tuvimos que acortar nuestro viaje a sólo 8hs. Sin embargo, nos lo pasamos genial y creo que vale la pena compartirlo.

8hs en Hamburgo

Comenzamos nuestro viaje en Berlín, tomando el tren de la mañana desde la Haupbahnhof, compramos algunos cafés para llevar, algunos croissants y Mandelkuchen y esperamos el tren. Normalmente, un paseo por el campo los llevará al centro de Hamburgo entre 1,5 a 3 horas (depende del tren que tome) Pueden cruzarse con algunos campos con turbinas de viento y pequeños pueblos en el camino. [Pro-tip: Comprueben online si hay partidos de fútbol en la zona o de la ciudad que están viajando, tuvimos muy mala suerte de viajar con todos los fans del Herta de Berlín. Al principio el canto era divertido, pero después de que todos se emborracharon alrededor de las 9 am, y comenzaron a romper botellas en el suelo, fumar dentro del tren y presionaron el botón de emergencia dos veces… dejó de ser divertido y comenzó a convertirse tedioso.]

  • Paseo por el Altstadt. El tren los debería dejar en la estación Haupbahnhof de Hamburgo, desde ahí pueden ir caminando por la Mönckebergstraße hasta el Altstadt. Asi pueden comenzar a conseguir una imprensión de la ciudad caminando a través de esta pequeña calle llena de tiendas en cada lado. Pronto se encontrará caminando al lado de la iglesia de San Pedro y llegando al Rathausmarkt. Echen un vistazo a la arquitectura del Ayuntamiento, delante de ella se encuentra el ‘Denkmal für die Gefallenen beider Weltkriege’ un monumento para los caídos en la Primera Guerra Mundial, pueden agarrar un café rápido en uno de los puestos en la plaza y cruzarse a la Asterarkaden al otro lado del canal para caminar por las vidrieras de marcas de lujo (o ir compras si eso es lo que buscan)


  • Iglesia de San Nicolás. De 1874 a 1876, esta iglesia luterana fue el edificio más alto del mundo (y actualmente sigue siendo el segundo más alto de Hamburgo). Durante la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas aliadas bombardearon la iglesia dejándola gravemente dañada. Hoy en día, hay un proyecto de la gente de Hamburgo para reconstruir la iglesia y se añadió un ascensor en su torre que actualmente lleva a los visitantes a disfrutar de la vista panorámica de la ciudad.

  • Brinden con una cerveza Astra en la Hafencity. La cerveza Astra es la cerveza oficial de Hamburgo y están muy orgullosos de ello. Pueden sentarse en los escalones en frente de la Elbphilharmonie y brindar mientras aprecian su fachada curvilínea y los edificios tipo fabrica a su alrededor.


  • Visita 5 países en menos de una hora. Si eres un fanático de los ferrocarriles, este es el lugar para ti, la exposición Minitaure Wunderland es un paraíso para los amantes de los modelos a escala y día a día sigue creciendo con varias secciones en miniatura de pueblos y ciudades de todo el mundo. Es la atracción favorita en Hamburgo y puedo ver por qué. Hasta el año pasado se cuentan mas de 700000 horas de trabajo para remodelar y construir esta exposición y se dice que desafortunadamente más de 1300 figurillas fueron secuestradas en el proceso.

    Via: Radio Museum

  • Descubriendo el Hamburgo Residencial. Lejos de las fabricas y el puerto, hay una zona de Hamburgo llena de parques, árboles y lagos. El distrito de Eimsbuttel se está convirtiendo rápidamente en el próximo barrio de moda. Puede parar ahí por un bocadillo rápido, tal vez sentarse a hacer un picnic cerca del lago.


  • La Reeperbahn. También conocida como la zona roja en St. Pauli, el Reeperbahn es conocido por iniciar la carrera internacional de los Beatles en los años 60, allí se encuentra el Kaiserkeller y el Indra Club que fueron los lugares donde ellos tocaban más regularmente. Siendo la zona roja, también está lleno de clubes nocturnos, clubes de striptease, y gente de fiesta, así que si están interesados en visitarlo valdría la pena mencionar dejarlo hasta el final del día cuando el sol empieza a bajar (La mayoría de los lugares no abren hasta la noche.)

    Via: The travel Masters

Después de nuestra rápida visita a Hamburgo, tomamos el tren de regreso a Berlín por un merecido descanso. Sé que hubo varias cosas que no llegamos a hacer, como el mercado de los pescadores o relajarse en el Strand Pauli, pero como una primera visita a la ciudad, creo que pudimos visitar una buena cantidad de lugares. Hasta la próxima.- Jules

Written by julesinabox